martes, 8 de marzo de 2016

Lisboa (Parte IV)


Tras comer un arroz de polvo malandrinho en Baixa y finalizar el ágape con un dulce pastel de Tentúgal, echamos a caminar hacia Bairro Alto. Subiendo desde la Praça Dom Pedro IV junto a la estación de Rossio, seguimos la ascendente Calçada do Carmo hasta llegar a las ruinas de la iglesia del Convento do Carmo –que en tiempos fue el templo gótico más grande de la ciudad, hasta que el terremoto de 1755 la destruyó y dejó tal y como hoy en día se conserva– que alberga del Museu do Carmo
Por destacar algo, deciros que podéis encontrar en una de sus salas a varias momias que seguro que serán de vuestro agrado si os atrae lo tétrico. Y en Chiado, en el tramo final de la Rua Garrett podreís fotografiaros junto a la estatua de Fernando Pessoa que hay ante el turístico Café A Brasileira

En Garrett también se encuentra la Librería Bertrand, catalogada como la más antigua del mundo. Sin embargo, encontré mucho más auténtica, encantadora e interesante la Sá da Costa, con libros, discos y juguetes antiguos. Una gozada de la que os adjunto alguna instantánea. Termino la serie de fotografías con la Praça Restauradores, los elevadores de la Calçada da Gloria –en reparación, esos días estaban fuera de servicio–, una empinadísima calle consagrada al graffiti, y vistas de edificios de la Rua Dom Pedro V

Finaliza la entrada una vista nocturna –en realidad eran las 19:00 horas– del Panteâo Nacional, en la parte más enrevesada, empinada, laberíntica y decadente de Alfama, cuna del Fado.

4 comentarios:

ÁNGEL dijo...

La de los dos tranvías amarillos.

King Piltrafilla dijo...

No son tranvías, es un funicular.

ÁNGEL dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=XW0W7j04iRQ ¡Viva España...!

King Piltrafilla dijo...

Que bien traído, gañán. :D