jueves, 18 de agosto de 2016

München und Salzburg (Part XV)


Al sur de Salzburg y a orillas de su mismo río, se encuentra la localidad de Hallein conocida –además de por ser la sede de la cerveza Kaltenhausen Hofbräu– por albergar en su término municipal el antiguo emplazamiento de Bad Dürrnberg, donde se ubica una de las minas de sal más importantes de Austria y de las más antiguas del mundo, razón de la grandeza monumental de Salzburg. Iniciada su explotación por los celtas que poblaron la zona –junto a la mina puede visitarse la réplica de uno de los asentamientos originales–, a mediados de los años 90 quedó obsoleta y se canceló la extracción de sal. Sin embargo, decidió abrirse al público para dar a conocer la historia de la mina y su importancia. Se trata de una visita muy recomendable que os llevará a más de doscientos metros de profundidad en tren, por toboganes y en balsa a través de una laguna artificial subterránea. 
La idea que tuvimos esa mañana fue la de visitar también Hallstatt –ciudad de postal a orillas del Hallstättersee–, pero se trata de un destino tan turístico que todos los aparcamientos de la población estaban completos, por lo que paramos un rato al lado de la carretera y proseguimos nuestro camino por la región de los lagos hasta que se nos hizo la hora de comer.