domingo, 24 de agosto de 2014

Amsterdam: Part VI


Tras una mañana en la que diluvió copiosamente sobre los que esperaron más de dos horas de cola para acceder a la Anne Frank huis –yo me refugié en un portal, pero mi esposa y mi hija tragaron más agua que las ranas ¡y sin paraguas hasta que la organización les prestó uno!-, salió el sol y pudimos pasear por el Jordaan. Después de comer algo, echamos a andar hacia la Museumplein –de camino nos compramos un trozo de pastel de queso que estaba sublime- dispuestos a visitar un Van Gogh Museum abarrotado, más lleno que el metro en hora punta, poco iluminado y agobiante... la peor experiencia museística de toda mi vida, amiguitos, no os digo más. Y de ahí, también a pie –ese día fue especialmente duro- regresamos a nuestro hotel, cercano al Amsterdam RAI - moderno centro de congresos de la ciudad-, en donde cenamos lo que pudimos comprar en un supermercado.

No hay comentarios: