miércoles, 6 de julio de 2016

Varios artistas – Best of 2006 (2006 Metal Hammer)


Pues nada, amigos, que buscando entre mi colección un cedé que aún no hubiese aparecido en este blog me encontré con unos cuantos de esos que regalaba la revista Metal Hammer –supongo que aún lo hace– y que yo todavía conservo. Así que, ahora que hemos agotado la mitad del año y que algunos ya están preparando sus listas de los mejores álbumes de 2016, he pensado que no estaba mal echar la vista atrás y recuperar este grandes éxitos del metal de hace una década que la edición española de la mítica revista incluyó en su número 220. Lo cierto es que, como todas las listas que confeccionan las publicaciones del ramo, tiene parte de realidad y parte de interés comercial (algunos títulos no sé qué pintan ahí, la verdad), pero como a caballo regalado no se le mira el dentado, voy a comentaros un poco lo que podíamos encontrar en las cubetas de los nuevos lanzamientos de hace diez años. Vaya por delante que si tengo que calificar el cedé, así, en general, os diré que me parece más bien prescindible. Enamorado de la música de finales de los 70, los 80 y buena parte de los 90, la mayoría de los temas contenidos en este álbum no me resultan nada atractivos. Hay excepciones, claro, y mi voluntad es haceros partícipes de ello. 

El track list que podíamos encontrar en el cedé era el siguiente: 

Take this life (In flames) 
Ashes to ashes (Benedictum) 
Leaves scar (Amorphis) 
Down (Sadus) 
Cyanide (Deathstars) 
La batalla con los cueros de vino (Saurom) 
Shadows that move (Mastodon) 
Slave to the system (Slave to the system) 
...When the demons ride (Runic) 
Darkness (Kragens) 
Delirios (No apto) 
Desterrado (Centinela) 
Falling (Embellish) 
Wings of rage (Iron fire) 
Throwing my life away (Norther) 
Lunatic factory (Pitbulls in the nursery) 
Save me (Eldritch) 
Shadows of the mutilated (Dismember) 
Undying dreams (Reflexion) 
Vampira (The Devon Townsend band) 


Inauguran el cedé los suecos In flames con la estupenda y potente Take this life de su Come clarity. Con un sonido que me recuerda a los Kataklysm, nunca ha sido de mis grupos favoritos –de hecho, no tengo un solo álbum de ninguna de las bandas que conforman este cedé– pero tampoco me desagradan.
Los norteamericanos Benedictum, con Veronica Freeman a las voces, nos presentaban Ashes to ashes de su debut Uncreation –producido por Jeff Pilson para los españoles Locomotive records–, con un tema que no está mal, aunque a mi me gustaron mucho más Misogyny o Wicca que la escogida para esta recopilación promocional. Aún así, es de lo salvable del disco.
Sigue Leaves scar, del Eclipse de los finlandeses Amorphis. La verdad es que en ese momento no me decían nada pero con los años he escuchado más cosas de ellos –el Circle de 2013 me gustó mucho– y es uno de esos grupos a los que puedo escuchar y disfrutar, aunque nunca haya sido un seguidor de su obra.
La siguiente canción es otra de las recomendables del cedé. Los californianos Sadus acababan de sacar al mercado su Out for blood, razón por la que se incluye esta Down de Steve DiGiorgio y compañía. De hecho, este cedé apareció –si no voy errado– el mes de marzo de 2006 por lo que, más que un Best of, es una recopilación de últimos lanzamientos. Pero, es lo que hay.
Total, que llegamos a Cyanide, sacado del segundo de los industriales melódicos suecos Deathstars, una mezcla de Rammstein y Manson tardío que resulta agradable de escuchar.
Entonces llega La batalla con los cueros de vino, de los gaditanos folkmetaleros Saurom y ¿qué queréis que os diga?, si esto es de lo mejor de 2006... pero claro, en un cedé español hay que meter lanzamientos del país, pese a quien le pese y tengan el nivel que tengan.
Lo siguiente es Shadows that move, un tema de los metaleros de Atlanta Mastodon, un grupo muy bien considerado –como pueden serlo unos Tool, por ejemplo– pero que a mi nunca me han convencido. Y eso que lo he intentado, palabra. El tema pertenece a su recopilatorio Call of the Mastodon que recupera temas antiguos. Este en particular apareció en su primera obra, un EP titulado Lifesblood. No puedo añadir nada más.
Llega el momento de Slave to the system, con un tema homónimo que editaron en su único disco. Y es que esta banda eran Kelly Gray y Scott Rockenfield de Queensrÿche junto a Damon Johnson y Roman Glick de Brother Cane pasando el rato cuando los primeros finalizaron el tour de presentación de Q2K. En realidad, el trabajo es de 2002 pero en 2006 fue reeditado por Spitfire records y alguien tuvo la feliz idea de promocionarlo en este cedé de regalo.
Y seguimos con más folk metal y bandas patrias, esta vez con los castellonenses Runic que nos traen ...When the demons ride, tema extraído de su segundo y hasta el momento último álbum, Liar flags. La verdad es que no es un estilo que me llame la atención, vamos, para nada. Sin embargo, para ser de un grupo de aquí, la producción no tiene mucho que envidiar a otras obras internacionales del género.
Sigue la fiesta con los franceses Kragens, que nos traen una especie de death melódico con vocalista a lo Geoff Tate. El tema incluido en el cedé es Darkness, pero como he sido incapaz de encontrarlo, os adjunto Seeds of pain, del álbum de igual título al que pertenece la canción inicialmente seleccionada para este recopilatorio. 


Y volvemos a escuchar a un grupo español, esta vez a los tarraconenses No apto con Delirios, un tema sacado de su único disco Mi propio infierno, obra caracterizada por un sonido tirando a stoner que produjo el mítico –entendedme, hablo de aquí– Carlos Kreator. No tengo ni idea de si sacaron algún otro álbum o si existen en la actualidad (quizás Paco De la Torre pueda arrojar algo de luz sobre el particular).
Pero, no se vayan todavía, aún hay más. La dosis de metal hispano 2006 prosigue con Desterrado –tema deudor del legado de Primal Fear sin duda–, de los manchegos Centinela y sacado de su disco Pánico, una canción más que resultona y muy aprovechable, la verdad.
No abandonamos la península y nos encontramos a los góticos barceloneses Embellish presentando su Black tears and deep songs for lost lovers con una versión de la conocidísima Falling de Angelo Badalamenti y David Lynch que grabó originalmente Julee Cruise. Ellos completan el aporte ibérico a este cedé variado que, en mi humilde opinión, se mueve en un estrato medio en cuanto a interés musical.

Momento inciso. Eso puede deberse a varias cosas. A saber. La primera es que, realmente, esta selección no tenga ni asomo de ser lo mejor del año. La segunda es que ese año fuese pobre en cuanto a lanzamientos de nivel. Y la tercera es que mis gustos anclados en un glorioso pasado no sincronicen con lo que se hacía en 2006. La respuesta la daréis vosotros si tenéis a bien leer esta entradilla y comentarla, que para eso me la publica Maese Frailas. Fin del inciso. 

Prosigo con el siguiente tema del cedé, Wings of rage es el que nos regalan los daneses Iron Fire, en un estilo powermetalero que sigue la senda de Hammerfall y similares bandas, que sirve de presentación de su Revenge, tercer larga duración de su discografía y otro de los que salvaría del cedé, aunque ya he dejado claro que, en general, tampoco es que su escucha me haga saltar de alegría.
Otra de las canciones que aumentan la calidad del cedé, con un estupendo trabajo de Kristian Ranta en la guitarra, es esta Throwing my life away de los finlandeses de death melódico Norther, perteneciente a su cuarto trabajo de estudio Till death unites us. Muy buena, sí señor.
Los franceses Pitbulls in the nursery nos traen Lunatic factory de su Lunatic, un inclasificable álbum de death progresivo lleno de temas complejos y enrevesados que, si no conocéis, os tengo que recomendar. Os encandilarán o los detestaréis, fijo.
Y mucho más asequibles son los italianos Eldritch con su Save me, de su sexto disco Neighbourhell.
Casi finalizando el disco de marras, encontramos Shadows of the mutilated del álbum The god that never was de los deathmetaleros suecos Dismember, a los que tampoco he seguido nunca pero que, como en tres o cuatro del resto de grupos de este cedé, al menos era conocedor de su existencia y de algunos de sus temas (algo que definitivamente no me ocurre con la mayoría de bandas de esta recopilación, que ni reconocí en su día hace una década ni he vuelto a escuchar en la vida hasta hoy).
Undying dreams de los nuevamente finlandeses RefleXion –¿pero qué pasa con Finlandia y este abuso?–, unos góticos que recuerdan a HIM o The Rasmus, y otro claro ejemplo de que eso de Best of 2006 sólo es un título que no necesariamente refleja lo que encontramos en el interior del cedé.
Por ultimo, cierra el cedé el genial loco Devon Townsend y su The Devon Townsend band, un tipo al que descubrí –supongo que como la mayoría de vosotros– como vocalista en el Sex & Religion de Steve Vai pero que con los años, al frente de múltiples trabajos –veánse los de Strapping young lad–, me demostró que era un inclasificable y excesivo genio amante del metal. En este proyecto mas asequible del canadiense encontramos en 2006 su Synchestra, al que pertenece Vampira, este tema del que os acompaño un hilarante clip, perfecto colofón a este irregular cedé. 

Y, lo dicho amigos, para que podáis recordar lo que se cocía en 2006 y –acaso– descubrir grupos que quizás amaréis a partir de ahora, aquí tenéis los temas de los que os he hablado, algo que también me va que ni pintado para iniciar un alto en mis colaboraciones. Si el editor de este blog lo desea, el curso que viene volveré con más cedés de mi colección. 




















¡Feliz verano! 
©KingPiltrafilla

Entrada publicada el viernes pasado en zeppelinrockon.com