domingo, 24 de julio de 2016

Creature from the Black Lagoon


Amiguitos, ya hace tiempo que corre el rumor de que Universal quiere filmar un re-make o puesta al día de su clásica Creature from the Black Lagoon ni más ni menos que con Scarlett Johansson –por la que siento debilidad– en el papel protagonista. La verdad es que, entre sus compromisos como Viuda Negra y el rodaje de Ghost in the shell, ignoro si la neoyorquina tendrá tiempo de unirse al proyecto. Sin embargo, la noticia me ha proporcionado la excusa para dedicar una entrada a la mítica cinta de 1954 protagonizada por Julia Adams y Richard Carlson. A la altura de otros clásicos de la época como Forbidden Planet –aquella con Robby y esta con la Criatura–, se trata de uno de esos títulos que los amantes del cine de serie B no podemos dejar de ver al menos una vez en la vida. Dirigida por Jack Arnold, además de la criatura anfibia –verdadera protegonista de la cinta– y una banda sonora en la que participó el gran Henry Mancini, en Creature from the Black Lagoon destacan los mencionados Carlson y Adams, él un galán de serie B y ella una actriz cuyo nombre real era Betty Mae y que ha tenido una fructífera y dilatada carrera tanto en el cine como en la televisión. 


El argumento de la cinta está basado en una leyenda mexicana y nos cuenta como un arqueólogo que busca fósiles en el Amazonas se encuentra con una extremidad muy bien conservada que parece pertenecer a alguna criatura prehistórica. Entonces pide ayuda a unos biólogos marinos amigos suyos que también se encuentran en Brasil para que le ayuden a identificar los restos. Así es como el instituto para el que trabajan concluye que se trata de la extremidad de una criatura anfibia del pleistoceno y decide montar una expedición hasta el lugar en el que el profesor hizo su descubrimiento. Una vez en la selva descubren con horror que los miembros de la expedición paleontológica han sido asesinados por –todos lo creen así– un jaguar. Sin embargo, nosotros conocemos la verdad. Por desgracia, los miembros del grupo también se encontrarán pronto con la criatura culpable de las muertes, un ser anfibio que se enamorará de Kay, la novia de uno de los biólogos. En fin, piltrafillas, lo dicho, un puto clásico de principios de los 50 estupendamente rodado –con bellas imágenes subacuáticas y escenas de gran tensión que, con toda seguridad conocía Spielberg cuando rodó su Tiburón– que sienta las bases de las numerosas películas que desde entonces se han hecho con argumentos más o menos parecidos y siempre atractivos. La historia dio para dos secuelas, tambien de Universal Revenge of the creature y The creature walks among us– que no tuvieron ni la calidad ni el éxito de público que su predecesora, la que hoy os recomiendo. 


Como bonus y mientras espero ese posible re-make con Scarlett de protagonista, os acompaño una de las icónicas imágenes promocionales de la cinta, con Julia Adams como objeto del deseo de la Criatura.