domingo, 10 de enero de 2016

The editor


Amiguitos, la primera reseña de este domingo va para The editor, una película entre la parodia y el homenaje dedicada al mundo del giallo de bajo presupuesto. Dirigida, producida y escrita al alimón por Adam Brooks y Matthew KennedyAdam también es el montador de la cinta e interpreta al protagonista Rey Ciso en un ejercicio de metacine llevado al extremo mientras Kennedy se reserva el papel de inspector de policía– que cuenta con la participación del mítico Udo Kier y la exhibicionista Paz De la Huerta. La historia que nos cuenta el argumento de The editor es la del mencionado Rey Ciso, un galardonado montador de cine que tras un accidente que le dejó sin dedos ha acabado trabajando en infames producciones de nula calidad como el giallo protagonizado por pésimos actores en los que tanto estos como el director le tratan sin respeto alguno y se refieren a él como el tullido o el lisiado. 


Cargada de humor negro y un guión delirante, The editor es un despropósito meditado con interpretaciones voluntariamente patéticas, escenas surrealistas como esas en las que se pasean actrices desnudas como telón de fondo a diálogos pretendidamente serios y un final de traca por lo cutre. Un giallo gore low cost dentro de otro con un asesino que resulta obvio durante toda la cinta... ¿o quizás nada es lo que parece? En definitiva, piltrafillas, un galán protagonista que se folla a las compañeras de reparto, una becaria que idolatra enfermizamente a su mentor, una actriz que sufre ceguera histérica tras descubrir un crimen –hija del comisario de policía y esposa del inútil inspector designado al caso–, puñales, utilización de colores saturados y una banda sonora con participación del francés Carpenter Brut, autor de un house electrónico con un toque muy próximo al horror synth, todo presentado en forma de sátira que a primera vista puede parecer que tiene voluntad de ridiculizar pero que –como ocurre en el heavy metal de los valencianos Gigatron o los californianos Steel Panther– esconde un homenaje en toda regla al género. 


Por cierto, en The editor también encontramos a Tristan Risk, actriz, modelo pin-up y bailarina de burlesque que apareció en American Mary, otra cinta que os recomiendo si no la habéis visto y de la que ya os hablé aqui. Aprovecho para acompañaros una imagen de ella y de la antes mencionada Paz De la Huerta.