viernes, 16 de octubre de 2015

Reo Speedwagon – The Hits (1988)


Amigos del vinilo, os digo desde ya mismo que hoy dedico la entrada a una banda que definitivamente no es de mis favoritas. Pese a ello, no puedo negar la importancia que en su estilo musical tuvo a finales del siglo pasado y –además– tengo este vinilo, que es la única condición necesaria para escribir sobre un álbum en concreto en este espacio. Así que, a por ello. 
Los REO Speedwagon –que, para quien aún no lo sepa, tomaron el nombre de un camión ligero fabricado por REO Motor Car Co. entre 1915 y 1953– nacieron conmigo, es decir que se formaron en el ’67. Sin embargo, no sería hasta iniciar los gloriosos 80 cuando conseguirían la fama con su pelotazo Hi-Infidelity, llegando a vender decenas de millones de discos y colocando temas en lo más alto de las listas de éxitos. 


En ese sentido, el line up clásico que llevó a los REO Speedwagon al lugar al que accedieron –aunque hoy en día casi nadie de las nuevas generaciones les tenga en cuenta– estaba compuesto por Kevin Cronin a las voces, guitarra, piano y teclados, Neal Doughty al piano, teclados y sintetizador, Gary Richrath a la guitarra y coros, Bruce Hall al bajo y coros y Alan Gratzer a la batería y percusión. La verdad es que ignoro si fue antes una cosa o la otra, pero lo cierto es que la edición de este recopilatorio coincidió con la marcha de Gratzer y Richrath, poniendo fin a una época que para el grupo fue inmejorable y que les permitió alcanzar un estatus al que nunca más llegarían. 

Así pues, en mayo de 1988 Epic records edita este The Hits del que yo me hice con una copia –la española de CBS–, con diez canciones antiguas y dos nuevas –Here with me y I don’t want to lose you– que serían lanzadas como los únicos singles del álbum. La portada corrió a cargo de Harry Mittman y David Coleman y la producción de los temas inéditos fue responsabilidad de Keith Olsen, siendo la del resto la de los correspondientes álbumes de los que provenían los temas, con los habituales Cronin, Richrath y Gratzer en los controles y la aportación de Kevin Beamish, David DeVore o John Stronach entre otros. 

El track list fue: 

A 
I don’t want to lose you 
Here with me 
Roll with the changes (2) 
Keep on loving you (3) 
That ain’t love (5) 
Take it on the run (3) 

B 
Don’t let him go (3) 
Can’t fight this feeling (4) 
Keep pushin (1) 
In my dreams (5) 
Time for me to fly (2) 
Ridin’ the storm out (Live) (6) 

(1) De R.E.O. de 1976 
(2) De You can tune a piano, but you can’t tuna fish de 1978 
(3) De Hi-Infidelity de 1980 
(4) De Wheels are turnin’ de 1984 
(5) De Life as we know it de 1987 
(6) Live: You get what you play for de 1977 


El álbum se inicia con los dos temas nuevos, un popero I don’t want to lose you y un melífluo Here with me que, pese a no desentonar en el conjunto, aportan bien poco. Además, yo hubiese puesto el segundo como colofón al disco, un final de esos de lagrimita y encendedores en alto. Pero dejemos a un lado las novedades –esto no deja de ser un greatests hits– y vayamos con lo que importa. Así, el piano de Neal Doughty nos introduce en el pasado con los primeros acordes de la movidita Roll with the changes, un clásico con ritmo, coros y buenos guitarrazos. Y no menos mítica es Keep on loving you, megaventas y de las más conocidas del grupo, una canción que no necesita presentación alguna y que pone la piel de gallina. Le sigue That ain’t love, que era en ese momento de los recientes de la banda pero, aún sin disfrutar de la pátina de megahit, es del todo reivindicable, con un buen trabajo de guitarras. Lo que me chirría es el sonido de batería, que no me extrañaria que fuese pura programación. La cara finaliza con Take it on the run, otro de los singles del Hi-Infidelity y precioso tema de Richrath que llegó a #5 del Billboard Hot 100

La cara B comienza con otro pelotazo súperconocido, también del exitoso Hi-Infidelity. Me refiero a la fantástica Don’t let him go a la que sigue la balada mojabragas Can’t fight this feeling, con un principio protagonizado por Cronin a la voz y piano tras el que se une el resto de la banda, aportando matices durante el tema. Keep pushin mantiene ese sonido setentero de pop-rock previo al estrellato melódico que disfrutarían en la década siguiente y es uno de los dos del disco que tiene a Gregg Philbin al bajo. In my dreams es otro de los temas sacados del entonces último elepé de la banda, con un sonido de batería que me hace sospechar que Alan Gratzer ya les había abandonado al ser grabado. La siguiente canción es Time to fly, de la que en mi opinión no hay nada especial que decir –no me gusta nada este tema, lo siento– y la guinda final la pone la rockera versión en directo de Ridin' the Storm Out, tema de Gary Richrath del álbum homónimo de 1973. 





En definitiva, amigos, The hits supone una excelente manera de hacerse con una buena selección de canciones de los REO Speedwagon, que es de lo que se trata a la hora de editar estos Grandes Éxitos, además de para proporcionar a grupos y discográficas unos ingresos extra a costa de los fans. Os acompaño la imprescindible Keep on loving you, Ridin' the storm out en directo, Don’t let him go y la bonita Take it on the run

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

Entrada publicada simultáneamente en ffvinilo.blogspot.com