lunes, 12 de octubre de 2015

Anacleto, agente secreto


Mi reseña de este fin de semana la dedico al largometraje Anacleto, agente secreto, una cinta del catalán Javier Ruiz Caldera basada en las historietas del personaje creado por Manuel Vázquez para Editorial Bruguera. Con música de Javier Rodero y una buena fotografía a cargo de Arnau Valls Colomer –habitual colaborador de Ruiz–, el reparto parece más una reunión de amiguetes que ya han participado en anteriores comedias dirigidas por el realizador que el trabajo de un director de casting. Así, además de Imanol Arias como estrella protagonista, Quim Gutiérrez, Carlos Areces, Berto Romero o Alexandra Jiménez son algunos de los nombres de los intérpretes de la película. Atención al cameo de Andreu Buenafuente y José Corbacho. El argumento –que tiene como malo malísimo al Malvado Vázquez, un criminal que es el alter ego del propio dibujante del personaje– nos cuenta como un treintañero en crisis al que está a punto de abandonar la novia, se convierte en el objetivo de un peligroso asesino, lo que desemboca en un asombroso descubrimiento: su padre no es en realidad el payés vendedor de embutidos que siempre había creído, sino un eficiente agente secreto de nombre en clave Anacleto. 


Amiguitos, si os soy sincero, cuando me enteré del estreno de esta película basada en uno de los personajes de las lecturas de mi infancia –DDT, Mortadelo, Tío Vivo... – pensé “Oh, no, una comedia española basada en un cómic. Seguro que será una patochada irrespetuosa, ñoña y chabacana que no hará puta gracia.” Es decir, que se trataba de una basura, vamos. Pero lo cierto es que todo ello no era más que un prejuicio de lo más subjetivo y poco documentado porque debo admitir que no había visto ni uno sólo de los anteriores títulos del realizador. Así que, una vez disfrutada esta Anacleto, agente secreto os diré que me lo he pasado pipa.


Es entretenida, con un ritmo que no decae a lo largo del metraje, un guión con momentos hilarantes y descacharrantes, unas interpretaciones naturales y verosímiles –sobre todo la de Quim– y una calidad general que equipara esta cinta a cualquiera de las que se ruedan en Francia o Estados Unidos, con actores internacionales y directores de renombre a los que nada tiene que envidiar el equipo responsable de Anacleto, agente secreto. Un punto a favor importante es que, pese a ser una comedia, hay acción y violencia –siempre agradezco que si se golpea o dispara a alguien se vea la sangre e incluso muera alguna persona, no como pasaba en la serie televisiva Equipo A– que resultan creíbles y no se tratan de manera pueril. En definitiva, piltrafillas, que os recomiendo encarecidamente su visión. No os arrepentiréis. 
Por cierto, en una escena en la habitacion de Adolfo puede verse un póster del Superlópez de Juan López Fernández “Jan”, un guiño al espectador ya que todo indica que Javier Ruiz será finalmente el director de la película basada en dicho personaje, en lugar del inicialmente escogido Álex De la Iglesia. Ya estoy salivando.