domingo, 29 de septiembre de 2013

Emma, “puertas oscuras”


Amiguitos, la reciente desaparición a principios de mes de José Ramon Larraz es motivo más que suficiente para que hoy os hable de esta cinta rarísima –fijaos que Víctor Matellano, en su completísimo libro Spanish Exploitation, ni la menciona-, una gema escondida de la filmografía del realizador barcelonés protagonizada por Suzanna East y la argentina Perla Cristal. Esta cinta dirigida y escrita por Larraz nos cuenta la historia de Emma, una adolescente sin familia que tras ser víctima de un accidente de tráfico en Londres, sufre daños cerebrales y necesita ser internada en una institución psiquiátrica. Silvia, la mujer que conducía el coche y que ha estado al tanto de la evolución de Emma, se siente en deuda con ella y cuando es dada de alta, se la lleva a su hogar. La joven, pese a estar casi curada, sufre abundantes crisis y en una de ellas se escapa de casa despues de pelearse con la anciana criada. Silvia, que es una mujer fría y amargada con una extraña obsesión por la chica que merecería algunos análisis, se muestra contrariada con el comportamiento de Emma y la amenaza con devolverla al hospital. Cuando su marido –que está hasta las narices del tema, por no decir los huevos- le comunica a su mujer que ha acelerado los preparativos para que ambos hagan un viaje de vacaciones sin la chica, Silvia le cuenta a Emma que deberá pasar una temporada en el campo con los Dixon, un matrimonio amigo. Pero los arranques de ira de Emma no tardarán en pasar a mayores e iniciarán una espiral de sangre de imprevisibles consecuencias. 


En resumen, piltrafillas, que Emma, “puertas oscuras” es una curiosa mezcla de giallo y slasher ambientado en el Londres de los años 70, de factura más que correcta, con un buen desarrollo pero de final algo abrupto que –si bien no parece ser uno de los títulos más conocidos del realizador, como os he contado al principio- es bastante recomendable. Lo cierto es que he echado en falta algo más de sangre en primeros planos, algo más de sexo –no queda muy clara la fijación de Silvia por esa joven desconocida, aunque se intuye- y un metraje algo más largo para poder desarrollar una historia que se precipita conforme se acerca el final. Aún y así, si os gusta el cine exploit español no os la podéis perder.

1 comentario:

Lai dijo...

Puffffffffffffff!
Que esto lo vieramosn en los 70, pase, pero ya esta superado... ¿no?.
Sexo, terror y mal anclaje de guión, puesta en escena, fotografía, seguimiento etc...
Vamos un horror sexual.
(la vi, le juro que la vi y no recuerdo casi nada, tan solo el asco de haber perdido unas pesetas que me hubieran venido de perlas para comprarme una cajetilla de LM