domingo, 1 de noviembre de 2015

Kleinschnittger F125


Y de nuevo dedico una entrada al mundo de las cuatro ruedas, esta vez con el microcoche alemán Kleinschnittger F125 como protagonista. Los orígenes de la marca se encuentran en Ladelund, localidad del norte de Alemania casi fronteriza con Dinamarca, donde el diseñador Paul Kleinschnittger desarrolló a finales de los años 30 un vehículo económico con un chasis que estaba compuesto de piezas de aviones antiguos. Durante la Segunda Guerra Mundial abandonó el proyecto, pero a finales de los años 40 finalizó su primer prototipo, con parachoques de motocicleta, parabrisas de plexiglás de avión y un pequeño DKW de 98 cc. El sencillo automóvil –que por entonces tan sólo tenía un faro delantero– llamó la atención del empresario hamburgués Walter Lembke, que financió el proyecto. Finalmente, a partir de 1950 y durante siete años, el Kleinschnittger F125 fue producido en serie con carrocería de aluminio, motor de dos tiempos y un cilindro, que tenía 5.4 caballos, una velocidad punta de 70 Km/h y gastaba únicamente 3 litros cada 100 kilómetros. El éxito del F125 animó a Kleinschnittger a desarrollar un modelo más grande, de mayor potencia y tracción delantera. A mediados de los 50 la firma comenzó a trabajar en diversos prototipos de 250 cc con carrocería de acero, dirección asistida, ruedas más grandes, motores insonorizados con dos cilindros, mejores amortiguadores e incluso con marcha atrás. Sin embargo tan sólo se produjeron 26 coches del nuevo modelo, lo que llevó a Kleinschnittger a la crisis y finalmente a la quiebra.