domingo, 22 de noviembre de 2015

8 tiros


Amiguitos, no sé si aquí únicamente nos llega lo bueno de aquella industria o es que en Argentina sólo se hace cine del bueno. El sentido común me indica que, como en todas partes, seguro que allí también se estrenan verdaderos bodrios. Sin embargo debo deciros que todas las películas de ese país que me he decidido a ver porque el argumento me interesaba han resultado ser un acierto y me han encantado. Pueba de ello son las numerosas reseñas dedicadas al cine argentino que he publicado todos estos años. Pues eso es lo que me ha ocurrido de nuevo con 8 tiros, el debut como realizador de largometrajes de Bruno Hernández. Me ha gustado mucho.


El argumento nos cuenta como, con motivo de la muerte de su madre, Juan –un antiguo delincuente sometido por su hermano Vicente, al que este quiso matar cuando aquel le dijo que pretendía dejar el mundo del crimen– regresa de su escondite para vengarse. Piltrafillas, 8 tiros es así de simple y así de concisa, y en eso radica su valor. Oscura, violenta, estéticamente bella, con una acertada banda sonora y unas notables interpretaciones –desde la del estupendo Daniel Aráoz hasta la natural y bella colombiana María Nela Sinisterra–, estamos ante una gran película de género negro que no os debéis perder. Y atención a la vertiente automovilística.