domingo, 27 de octubre de 2013

Bilbao


Comienzo las reseñas de hoy con Bilbao, una de las míticas cintas dirigidas por ese tarraconense internacional que fue Bigas Luna, fallecido la pasada primavera. Estrenada en 1978 –se respiraban en nuestro país aires de cambio, aún siendo una época convulsa-, el grotesco argumento de la cinta nos cuenta como un psicópata aficionado a la fotografía en cuya nevera solo hay yogures Danone y botellas de agua mineral Vichy Catalán se obsesiona de tal manera con una stripper que también ejerce de puta que decide raptarla para convertirla en un objeto de disfrute privado. Tales personajes están interpretados por la escritora, actriz y periodista uruguaya Isabel Pisano –corresponsal en multitud de guerras, colaboradora de Marie Claire y durante un tiempo compañera sentimental de Yasir Arafat- y el barcelonés Ángel Jové, un amigo de Bigas que debutó en Bilbao y que se convertiría en el actor fetiche del realizador. 


Primerísimos planos, sexo explícito y la voz en off de Leo interpretada por el actor y director teatral Mario Gas que nos permite escuchar sus desviados pensamientos –como cuando ella le masturba mientras está sentado a la mesa comiendo y oímos como piensa “Nunca podré explicar lo que siento por María: más de una vez he pensado en matarla”-, son los rasgos característicos de la película. Y además del interés obvio que una historia enfermiza como la de Bilbao despierta en este que os escribe, con una estética más que indicada para el argumento que nos cuenta –está rodada en 16mm, aunque no como decisión artística sino por falta de presupuesto-, hoy en día resulta un estupendo compendio de imágenes de una Barcelona que forma parte de mi infancia, una ciudad gris una década antes del cambio radical que supuso para su desarrollo la concesión de los Juegos Olímpicos de 1992. El SEAT 132 del protagonista, el Renault 12 de ella, esos vagones antiguos del Metro, la polución sobre los tejados, televisores con UHF... con la obsesión de Leo de fondo bajo la atenta mirada de María, la mujer de mediana edad con la que mantiene una relación poco convencional. Una delicia.

3 comentarios:

David Peñas dijo...

Yo esta peli si que la he visto, hace mucho tiempo en la segunda cadena de TVE, a las tantas, un sabado despues de volver de farra. Recuerdo el afeitado conejero con el baño de leche.

King Piltrafilla dijo...

Uno siempre recuerda las escenas más intelectuales ¿eh? jajaja

Atticus Brewster dijo...

LEYENDO COMENTARIOS...
>:DD