miércoles, 6 de abril de 2016

Gertrude Käsebier


Y hoy nos visita un mito de la fotografía norteamericana de finales del s.XIX y principios del s.XX, Gertrude Käsebier. Casada con un adinerado hombre de negocios de Brooklyn, después de tener a sus tres hijos se trasladó a una granja de New Jersey. La vida de familia no fue lo idílica que cabría esperar para ella. Sin embargo, pese a la mala relación con su marido, este accedió a costearle los estudios en el Pratt Institute of Art and Design, lo que supuso incluso el retorno de toda la familia a Nueva York. Así fue como, con más de cuarenta años, Gertrude –que fue miembro fundador del grupo Photo-Secession– se convirtió en fotógrafa profesional. Conocida sobre todo por sus retratos de nativos americanos, Käsebier utilizaba la platinotipia o la goma bicromatada, retocando sus negativos para acentuar la apariencia pictorialista de sus obras.