miércoles, 12 de agosto de 2015

Vacances à Paris (deuxième partie)


Vista la catedral y después de merendarnos unos enormes hot-dogs gratinados, el siguiente objetivo de la tarde fue la preciosa Sainte-Chapelle, en el recinto del palacio de la Cité. Si la capilla inferior es magnífica, la superior ya es espectacular. Ha sido uno de los descubrimientos de estas vacaciones, ya que en ninguna de mis estancias anteriores había visitado el lugar y me ha encantado. Después dimos un paseo callejeando por el barrio de Le Marais y su Place des Vosges hasta el Boulevard de Beaumarchais –de ahí es el Hendrix de trapo, por si a alguien le interesa– que desemboca en la Place de la Bastille. Paseando por los bulevares Henri IV y Saint-Germain llegamos al hotel dispuestos a descansar del viaje y de nuestra tarde en París. Como primer contacto con la ciudad no había estado nada mal.

1 comentario:

JLO dijo...

me imagino que las iglesias de ahí son imponentes ya por su antiguedad y lujo....

además de que ya conocés y entonces creo se disfruta un poco mas relajado de todo no?