sábado, 25 de junio de 2016

Universos paralelos


Piltrafillas, los lectores de cómics norteamericanos clásicos conoceréis seguramente a Tierra 2, ese universo paralelo de DC en el que tienen lugar las historias de la generación de superhéroes de la mencionada editorial en la época dorada de finales de la primera mitad del siglo XX. En ese universo alternativo, el gabinete del gobierno de Richard Nixon estuvo involucrado en actividades ilegales como acosar a opositores políticos utilizando para su beneficio agencias públicas como el FBI, la CIA o el IRS. Más de cuarenta altos cargos fueron encarcelados y el escándalo provocó la renuncia a la presidencia por parte de Nixon. Años más tarde y al otro lado del Atlántico, el gobierno británico encabezado por su Primer Ministro David Cameron –en virtud de una promesa electoral que ha cumplido– ha convocado un referéndum sobre la permanencia de la Gran Bretaña en la Unión Europea. Y el resultado, contra sus propias ideas, ha sido favorable a la salida. Debo aclarar que, aunque tal decisión afectará y mucho al conjunto de los países de la Unión, los únicos que han acudido a las urnas han sido los británicos. 

Pero, ¡ah, amiguitos!, eso es en Tierra 2. Aquí, en la Tierra de toda la vida, la cutre, la de segundo orden, la de La Roja y Manolo el del Bombo, al ministro del Interior –el vallisoletano Jorge Fernández Díaz, un ultracatólico tardío que en una entrevista a La Vanguardia afirmó que tenía un Ángel de la Guarda llamado Marcelo y que “nada es coincidencia, todo responde a un plan de Dios”– le han grabado en numerosas conversaciones con el madrileño Daniel de Alfonso Laso, Director de la Oficina Antifraude de Catalunya, maquinando y conspirando para utilizar a la Fiscalía, la Policía e incluso grupos de comunicación afines a la derecha política para investigar a numerosos miembros de la sociedad política catalana y sus familias, llegando a inventar presuntos delitos o a darles difusión con el pleno conocimiento, según se desprende de las grabaciones, de que en muchos casos eran inventados. El escándalo ha llegado a toda la prensa internacional, pero ni De Alfonso –por cierto, elegido por el Parlament de Catalunya y que según la normativa que rige sus fuciones debe actuar “con plena independencia y objetividad sin recibir instrucciones de ninguna autoridad”– ni Fernández, que ha montado en cólera diciendo que sacar a la luz esas conversaciones es delito, tócate los cojones, ni por supuesto Mariano Rajoy han presentado su dimisón ni han demostrado arrepentimiento alguno. 
Y tras lo ocurrido en la Gran Bretaña, tampoco se ha visto a nuestro Gobierno poner el grito en el cielo porque, si los británicos querían irse de Europa, el referéndum se tenía que haber hecho en toda la Unión, ya que tal decisión nos afectaba a todos (algo que se hartaron de repetir como un mantra ante el independentismo catalán). Pero, ya os lo he dicho, esto es Tierra 1 y aquí lo que importa es saber si Iniesta va a cortar el bacalao frente a Italia y si De Gea es un putero. It’s very difficult todo esto.