domingo, 5 de junio de 2016

Mahô no kaori


Y ahora toca que os hable del aroma de un encantamiento, traducción literal de Mahô no kaori, cinta nipona de mediados de los 80 dirigida por Toshiharu Ikeda y protagonizada por Johnny Okura, la actriz y cantante Mari Amachi y la estrella del pinku eiga de los 80 Yuki Kazamatsuri –protagonista, entre muchas otras, de Female teacher hunting vista aquí–, a la que Tarantino rendió homenaje haciéndola aparecer en sus Kill Bill. La película comienza con el protagonista relajándose en un billar antes de regresar a casa en una tarde lluviosa y de encontrarse en el camino con una joven que intenta suicidarse tirándose desde un puente. Tetsuo logra sacarla de las gélidas aguas y se la lleva a casa, en donde acepta cobijarla protegiéndola del violento marido del que la joven Akiko dice huír. 


Tetsuo no tardará en sentirse atraído por ella, iniciando una relación sentimental que le llevará a obsesionarse y a querer tener más información sobre la mujer. Amiguitos, basada en una novela de la escritora Shôji Yuki, de quien se han llevado al cine varias de sus obras, esta Mahô no kaori es una cinta distraída que mezcla el thriller de misterio con escenas softcore características del pinku eiga, con interpretaciones creíbles y un resultado final más que aceptable. Así pues, aunque no estemos ante una de las obras principales del género, poco más podemos pedir para pasar un rato entretenido.