viernes, 13 de mayo de 2016

U.D.O. – Animal house (RCA 1987)


Así es amigos, en las etiquetas de esta entrada he puesto Accept porque es de sobras conocido por todos que el debut de la carrera en solitario de Udo Dirkschneider no es otra cosa que el disco perdido de Accept. Y es que, cuando el vocalista de Wuppertal decidió abandonar a sus compañeros de la banda de la que fue fundador e iniciar una carrera al frente de su propio proyecto U.D.O. a finales de los 80, sus compañeros –creedme que a estas alturas aún ignoro si por obligaciones contractuales o por amistad– le entregaron un álbum terminado a nivel compositivo que sólo tuvo que grabar –adivinad dónde– en los habituales Dierks studios de Colonia. Eso sí, Udo tuvo que reclutar a los intérpretes que a partir de entonces le acompañarían... al menos en su primer disco. Así, además de Thomas Franke a la batería y Mathias Dieth –que acababa de salir de Sinner– a la guitarra, contrató a Peter Szigeti y Frank Rittel –guitarra y bajo respectivamente–, que después de grabar con Doro Pesch los tres primeros álbumes de Warlock, habían sido despedidos. Con ellos y Mark Dodson como productor, el ingeniero británico que había hecho las mezclas del Russian Roulette de Accept y años después haría carrera junto a Anthrax o Suicidal Tendencies entre otras bandas, se puso manos a la obra


Y de esta manera, con una portada de Donald Campbell y Nico Chiraiatti (Peek-a-boo design) para la que tomaron como base una foto de Akzent studios, RCA –con distribución de BMG Ariola– puso en las tiendas alemanas este fantástico Animal house del que he podido conseguir al fin una copia no hace mucho, con el siguiente track list

A 
Animal house 
Go back to hell 
They want war 
Black widow 
In the darkness 

B 
Lay down the law 
We want it loud 
Warrior 
Coming home 
Run for cover 


La parte musical la inaugura el tema homónimo del disco, un Animal house con un inicio típicamente Hoffmann de guitarra acompañada por diversos efectos de sonido que, junto a una voz fantasmagórica, pone el punto de partida a un rapidísimo tema de heavy metal que –con la voz de Udo– resulta más Accept que el propio lanzamiento de Wolf y compañía dos años después. Go back to hell es otro trallazo metalero que –sobre todo en los coros del estribillo– rezuma Accept style en cada nota. They want war comienza con un sintetizador que la primera vez que lo escuché me echó un poco para atrás, sensación que no me abandonó al escuchar el estribillo, pero luego, con el desarrollo del tema en si, la verdad es que es de los que atrapa, tanto que incluso se perdonan esas voces infantiles del coro infantil y juvenil de Pulheim. Black widow es otro buen tema marca de la casa en el que Udo nos da más de lo mismo, justo lo que esperamos de él. In the darkness con ese inicio de acústica es una canción fantástica que una vez más nos hace sentir que estamos ante una de las baladas de Accept. Y es que, evidentemente, lo estamos amigos. Os lo he explicado antes, este es el disco perdido de los de Solingen. 

Lay down the law es de lo más Accept, uno casi parece que escucha a Hoffmann y Baltes haciendo esos coros... (¿o es que son ellos en realidad?) y da entrada a We want it loud, quizás el tema del disco en el que Dirkschneider nos ofrece un sonido menos identificable con el de su antigua banda. Warrior es un temazo con un estribillo que recuerda a una mezcla del de Aiming high y el de Stand tight, ambos de Russian roulette. Coming home es otro tema rapidito con un buen trabajo de guitarras y un estribillo pegadizo y nos plantamos en el final con Run for cover, un tema que me encanta, sencillito, efectivo y machacón como él solo, protagonizado por la voz de Udo, las guitarras de Dieth y un sintetizador que a lo largo del álbum se utiliza en varios pasajes sin acreditar. Su ritmo repetitivo y esos coros marca de la casa lo convierten en un estupendo final para el álbum de debut del bajito vocalista de Wuppertal, una de esas canciones que al final le obligan a uno a poner de nuevo la aguja sobre el inicio de la cara A. En resumen amigos, que a Udo y sus colegas les salió un disco de Accept muy redondo. 


Y nada resta por decir, excepto que os acompaño unos cuantos temas para ilustrar la entrada convenientemente. Espero que os gusten como a mi. 







¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

Entrada publicada simultáneamente en ffvinilo.blogspot.com