miércoles, 31 de agosto de 2011

Aaron Bushnell


Este último miércoles del mes se lo quiero dedicar a un fantástico y jovencísimo pintor norteamericano llamado Aaron Bushnell.
Estudiante en la University of Utah, en la actualidad reside en su ciudad natal de Bountiful y continúa su formación en la Bridge academy of Art.

Hot

martes, 30 de agosto de 2011

London days


La siguiente serie London days Part VII se inicia en Victoria Station desde donde nos dirigimos a la Tower of London, pero no para visitarla –eso será más adelante- sino para asistir como testigos a la Ceremony of the Keys, una ceremonia con más de 700 años de antigüedad no abierta al público en general a la que sin embargo se puede asistir de forma gratuita solicitando por carta –ni correo electrónico ni teléfono- la invitación. Se trata de un acto poco conocido pero muy interesante. Así en esta serie encontraréis instantáneas de la citada Torre, el Tower Bridge, los modernos edificios de Saint Martins Wharf –días después me comí un risotto allí mismo-, London Bridge y el interior de The Liberty Bounds, restaurante en el que cené Beef Chili with rice and nachos mientras hacíamos tiempo para ser recibidos por el Yeoman Warder. Hay que decir que durante la ceremonia está totalmente prohibido el uso de teléfonos móviles, cámaras fotográficas o dispositivos diversos de grabación, por lo que no existe constancia gráfica de mi asistencia al evento.

Debbie Fleming


Esta artista que os presento ahora es la impresionante fotógrafa de Louisina Debbie Fleming, de quien nada os puedo contar pero que me ha parecido fantástica.

lunes, 29 de agosto de 2011

Madam X


Piltrafillas, llevo ya unos días escuchando de nuevo –no me preguntéis el porqué- el We reserve the right de los norteamericanos Madam X, un grupo de Detroit formado por las hermanas Maxine y Roxy Petrucci –esta segunda más conocida quizás por ser parte a finales de los 80 de la banda femenina Vixen- a la guitarra y batería por este orden y por Chris Dolber y Bret Kaiser a cargo de bajo y voces respectivamente. En 1984, el guitarrista de blues-rock Rick Derringer decidió darle a su música un giro hacia el hard-rock y le dio por producir a Madam X, recién fichados por Don Arden para su sello Jet Records, el mismo que llevaba la carrera de Ozzy Osbourne hasta que su propia hija se lo robó. Pero esa es otra historia. La verdad es que por entonces no le presté demasiada atención al lanzamiento. Sin embargo, con el paso del tiempo –la nostalgia hace que apreciemos otros matices en los que el corazón manda sobre la razón- puedo disfrutar con una sonrisa de una obra que es puro rock para brincar. Como ejemplo acompaño un clip impagable de High in High School –típicamente eighties- en el que el solo de Maxine alcanza un nivel que otros héroes de las seis cuerdas masculinos nunca alcanzaron por mucho talento o destreza que tuviesen (ya me entendéis). Total, que han pasado veintisiete años desde que WRTR se colocase en las tiendas y pese a no gozar de la discografía o el reconocimiento de otros coetáneos, la verdad es que –para la época- Madam X no sonaban tan mal.

Ramón Martínez


Comienzo esta semana en la que he reemprendido el trabajo –bíblico castigo y penitencia necesaria para subsistir en nuestro mundo capitalista en crisis- con las instantáneas de Ramón Martínez, estudiante de antropología social y autor de una obra provocadora y controvertida centrada en el tema de la crucifixion femenina que intenta combinar la idea del culto pagano a diosas diversas de la naturaleza con la figura de Cristo, masculina al igual que la del Dios Creador. ¿Fetichismo religioso o arte conceptual?.

domingo, 28 de agosto de 2011

London days


Con gran tristeza, finalizo el domingo y mis vacaciones de verano con esta entrada que supone apenas un tercio de las que pretendo publicar. La London days Part VI prosigue donde os dejé el otro día, con el resto del paseo por Hyde Park, Kensington Road y Belgravia con final en el Chelsea Bridge, en donde cogí el 360 que nos acercó a la Vauxhall Bus Station, a cinco minutos a pie del hotel y donde también se podía coger el 2 para que en apenas una parada nos dejase en la puerta. Pero antes tomé unas instantáneas de la Battersea Power Station porque amiguitos, si ya os dije que el principal objetivo de mi hija era subir al London Eye, uno de los míos sin duda era fotografíar este edificio al atardecer. A algunos quizá no os diga nada, pero a los amantes de la música de Pink Floyd seguro que os ha venido a la mente la imagen de un cerdo volando.