sábado, 25 de octubre de 2014

Joseba Eskubi


Es el momento de presentaros al pintor bilbaíno Joseba Eskubi, otro de esos artistas nacidos en el glorioso 1967, cuna de seres excepcionales. He dicho. Joseba es todo un exponente de la pintura gestual –una tendencia del expresionismo abstracto-, aunque utiliza diferentes técnicas como la fotografía o el collage, he preferido centrarme en su vasta producción de óleos. Colorido y fuerza.

Vanessa Dakinsky


Ahora le toca a la francesa Vanessa Dakinsky, una joven artista autodidacta de Toulouse que en los últimos tiempos ha comenzado a recibir cierto reconocimiento e iniciar exposiciones de Francia a Canadá, pasando por Alemania o Noruega. Su carrera sólo ha hecho que comenzar.

Emily Yost


El fin de semana comienza en el blog con algunos de los trabajos de la jovencísima Emily Yost, una artista de Baltimore que reside en Brooklyn y se dedica a explorar la relacion entre memoria, lenguaje e imagen.

viernes, 24 de octubre de 2014

Gaetan Henrioux


Me despido por hoy con una selección de las interesantes a la par que inquietantes obras de Gaetan Henrioux, pintor francés que reparte su tiempo entre París y Brooklyn y es autor de óleos como los que os muestro.

Stone fury – Let them talk (1986)


Amigos de los viernes, si no hace mucho os hablaba de la reedición en vinilo púrpura del primer álbum de Kingdom Come que acababa de adquirir, hoy regreso a la figura de su líder Lenny Wolf para presentaros este Let them talk. Porque, al igual que el danés Mike Tramp de White Lion tenía un pasado en Mabel, el alemán Lenny inició su carrera en Los Angeles con un proyecto a priori interesante llamado Stone Fury junto al guitarrista Bruce Gowdy. Y digo a priori porque su primer elepé con producción de Andy Johns es muy compacto y hard rockero, bastante cercano a lo que Lenny haría años después imitando a Plant. En cambio, su segundo álbum giró inexplicablemente hacia un AOR edulcorado a más no poder que –como no podía ser de otra manera- fue un completo fracaso comercial. Pero es este el que tengo yo, qué le vamos a hacer. Pese a todo y no siendo el estilo que más me emocione, no tengo ningún problema en afirmar que la calidad de la banda era indudablemente superior a la de los autores de We are the 80’s. Así pues, algo de reconocimiento merecen. Vamos a ello. 

Y es que –si nos olvidamos de su opera prima o no la hemos oído nunca-, este Let them talk es un buen exponente del AOR de los 80 más blando y popero que os podáis encontrar, con algunos ramalazos de hard rock pero más orientado a las radiofórmulas que a captar seguidores entre la parroquia metalhead. Corría 1986, el año del Slippery when wet, Night songs, The final countdown, Inside the electric circus, Trilogy, Master of puppets, True as steel, Turbo, To hell with the devil, Peace sells... o Somewhere in time entre muchos otros –eran los ochenta, amigos, y el hard’n’heavy reinaba sobre la Tierra- así que no fue extraño que a nadie le importase una mierda que Wolf y Gowdy editasen su segundo disco. De hecho, por entonces ni yo mismo me enteré. 


Así que con la dirección musical indiscutible de Lenny Wolf a las voces y guitarra y Bruce Gowdy a las guitarras y teclados –eran los autores de todos los temas-, las aportaciones de músicos de sesión como Vinnie Colaiuta a la batería y Dean Cortez al bajo y colaboraciones de Alan Pasqua y Jim Lang a los teclados y sintetizadores, Mike Fisher a la percusión y Reed Nielsen programando la batería electrónica, Let them talk se puso en las tiendas. 

Producido por Richard Landis y Ed Thacker en The grey room y los Ocean way recording studios para MCA, la portada era de Ron Slenzak con diseño de Ilene Weingard. ¿Y los temas cómo sonaban? Pues Too late es AOR melódico y melífluo, así como suena. Lies on the run es una especie de hard-rock melódico con teclados y batería electrónica. Let them talk es otro pedazo de AOR un poco poppy, pero de lo mejorcito del álbum, lleno de coros y sintetizadores con guitarrazos acompañando esa bonita voz de Wolf. Babe es una balada con más sintetizadores y la voz de Lenny arropada por una elegante guitarra. 


Eye of the storm sigue la tónica que predomina en el disco, la del AOR poppy, con sintetizadores, batería electrónica y esa producción ochentera de guitarras que tanto servían para Power Station como para Robert Palmer, una canción que no me llama demasiado la atención, la verdad. Y Doin’ what I feel tampoco destaca demasiado en mi opinión. Let the time take care es mucho mejor que las dos anteriores, con un sonido de guitarra que recuerda a los trabajos posteriores con Kingdom Come. Pero la alegría dura poco y I should have told you es más de lo mismo, AOR con sintetizadores. Stay es la última canción, con un inicio que Lenny recuperó para la melodía del tema Pushing hard de Kingdom Come y que supone con un tono mucho menos AOR que el que impera en todo el álbum –aunque no tenga nada de hard rock- y un punto final más que digno al álbum y a la carrera de esta banda poco conocida fuera de los Estados Unidos. Después de esto, la banda se disolvió. 

En fin, amigos, que como imagino que muchos de vosotros no habíais oído hablar de ellos, aquí tenéis una breve selección de los temas de este álbum. Eso sí, si tenéis que escoger entre este y su primer trabajo, pillaos el primer Burns like a star sin dudarlo. 





Bonus: y ya que os he hablado de ellos, aquí tenéis una muestra de lo que el señor Tramp cantaba antes de Lady of the valley, Wait o Lonely nights


¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

Entrada publicada simultáneamente en ffvinilo-blogspot.com

jueves, 23 de octubre de 2014

José Luis López Galván


Nos acercamos un poco más al glorioso viernes con el arte del mexicano José Luis López Galván, un joven pintor cuyos óleos rezuman un surrealismo oscuro que no deja indiferente al espectador de su obra.

miércoles, 22 de octubre de 2014