miércoles, 1 de octubre de 2014

Be a piltrafilla


Marc Sasso


Piltrafillas, el pasado 19.09.14 ya os anuncié -con motivo de la publicación en Zeppelin Rock Sabbath de una reseña del Master of the moon de Dio- que no tardaría en hablaros de Marc Sasso, el autor de la ilustración de su portada. Pues bien, el día ha llegado. Así pues, aquí tenéis una selección de trabajos de este ilustrador neoyorquino que después de iniciar su carrera trabajando para R. Greenberg Associates diseñando personajes y efectos visuales para el cine y la televisión, se trasladó a Los Angeles para establecerse como freelance, lo que le llevó a dibujar un montón de portadas para Marvel y diversas carátulas de álbumes musicales. Su pasión por el heavy metal propició que entrase en contacto con ese mundo y que figuras como Dio o Rob Halford confiasen en él para la dirección artística de sus cedés y DVDs. Entre sus numerosos clientes encontramos a MTV, Columbia, Earache records, Warner Bros. Studios, Penguin books o Hasbro.

martes, 30 de septiembre de 2014

Alexei Bazdarev


Os presento hoy al fotógrafo ruso afincado en Düsseldorf Alexei Bazdarev, un profesional especializado en moda, retratos y desnudos artísticos de quien poco os puedo contar pero del que esta sensual selección de trabajos me parece una inmejorable forma de despedir el mes.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Donald Roller Wilson


Este es el pintor norteamericano Donald Roller Wilson, un veterano artista originario de Houston que incluso colaboró en portadas de discos para Frank Zappa y en cuyas obras retrata monos, gatos y perros añadiendo cerillas, coronas, espárragos o pepinillos a la escena. Es algo así como un autor de odiosos vídeos de gatitos... pero plasmando a los felinos en lienzo. Humor ante todo.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Miaz Brothers


Despido el último fin de semana del mes –cómo pasa el tiempo- con una selección de trabajos de los Miaz Brothers, un par de hermanos italianos que pese a no venir del mundo del graffiti –o del street art, como se dice ahora-, utilizan sprays para pintar sus cuadros. Y no, piltrafillas, no estáis mal de la vista. O sí, quién sabe, lo que ocurre es que eso no es lo que os hace ver borrosos los lienzos de este par. Lo interesante de su original propuesta es que nos muestran retratos que parecen hechos a través de un cristal translúcido o con una cámara de fotos desenfocada.

Montaje


Ahora os hablaré de una nueva cinta surcoreana, una cinematografía a la que he dedicado bastantes reseñas y que –junto con la nipona- supone el grueso de las entradas sobre cine asiático de este blog. En concreto os quiero comentar Montaje, un thriller escrito y dirigido por Jeong Geun-seop protagonizado en los papeles principales por Kim Sang-kyung y la cantante Uhm Jung-hwa. El argumento nos cuenta como en 1998, un secuestrador se llevó a la hija de Ha-kyeong. A resultas de ello, la niña falleció y el secuestrador desapareció. Quince años después, a pocos días de que el delito prescriba, aparece una flor en el lugar del crimen. Cheong-ho, el detective que llevó la investigación en su día, continúa obsesionado por el caso y a punto está de aprehender a un individuo sospechoso. Sin embargo, acaba perdiéndole la pista, lo que provoca su salida del cuerpo de policía. Poco después tiene lugar un nuevo secuestro que sigue el mismo modus operandi que el que años atrás le marcó y Cheong-ho inicia una investigación por su cuenta. 


Piltrafillas, la película está bien rodada, las interpretaciones son más que aceptables y la historia es entretenida. Lo malo es que a los veinte minutos de película –y son dos horas en total- uno ya imagina parte del misterio, algo a lo que el título de la cinta también ayuda. Sin embargo, debo deciros que hay aspectos de la trama que permanecen ocultos hasta el final, lo que contribuye a que Montaje sea muy interesante. Es como si el mago te estuviese dejando ver el truco de la carta para, por sorpresa, provocar la aparición de un elefante junto a ti. Recomendada. 


Como bonus, una fotografía promocional de Uhm Jung-hwa en su faceta como popstar. Como podéis ver, las dos vertientes de su carrera artística están bien diferenciadas.